El Lulo y sus beneficios

En artículos pasados ya habíamos hablado sobre el lulo es una planta y fruta típica de los Andes, en donde crece de forma espontánea, y se encuentra en diferentes países de Latinoamérica; esta planta produce unos frutos similares a un tomate amarillo redondeado, pero su pulpa es verdosa normalmente y de sabor ácido, y cuando está madura puede procesarse con su cáscara, lo cual aumenta el nivel de beneficios para el organismo al aprovecharse los minerales y la fibra contenidos en su parte externa.

Normalmente suele consumirse fresco o en jugo, en ambos casos sus múltiples propiedades influyen positivamente en el organismo. Este fruto también se conoce con los nombres de naranjilla, coconilla, uva de monte, obando o nuquí.

Lulo

Beneficios del lulo para la salud

Este fruto posee propiedades diuréticas, lo que ayuda al organismo en cuanto al desecho de toxinas por vía urinaria; incrementa la calidad y cantidad en la formación del cabello y las uñas, además de fortalecer los huesos; también disminuye ligeramente los niveles de colesterol malo en el cuerpo por su contenido ácido.

También facilita y aumenta la eliminación natural de ácido úrico y de las toxinas que se encuentren presentes en el organismo producto de las rutinas diarias; aumenta las defensas e intervine la digestión de los alimentos y su paso por el tracto digestivo, ayudando al organismo en este proceso de forma continua durante su consumo; y como si todo esto fuera poco, su consumo constante ayuda a luchar contra enfermedades nerviosas y mejora los niveles y calidad del sueño.

El lulo es una fuente importante de hierro, fósforo, vitamina “A”, vitamina “B”, vitamina “C”, calcio, potasio, fibra, azucares no procesados, grasas y proteínas, lo cual unido a su exquisito sabor lo convierte en un fruto altamente beneficioso para el organismo, especialmente si es consumido de forma regular.

Esta fruta posee propiedades no solo nutritivas, sino también curativas, ya que además de ser fuente de vitaminas, nutrientes y energía, pude curar enfermedades localizadas en las encías, el dolor de muelas, escorbuto y debilidad dental en general; se ha comprobado su influencia positiva en el proceso depurativo de la sangre; ayuda a combatir resfriados y enfermedades de los bronquios, mucosidades en la garganta, libera las vías respiratorias, y disminuye las fiebres.

Se ha corroborado su eficacia en la disminución de acidez estomacal y estreñimiento, y es efectivo en el tratamiento de golpes o torceduras al utilizarse como fomento para tratar la zona afectada, aliviando la zona afectada eficazmente.

Lee además  El riego de los suelos agrícolas

Otros usos que han involucrado el lulo

Su protagonismo como materia prima en la fabricación de pulpas, bebidas como jugos, concentrados frutales y salsas; además de dulces procesados tanto de forma artesanal como industrial, tales como mermeladas, conservas y helados, también es notable su uso en ciertos postres frutales.

Por todas sus propiedades y delicioso sabor esta fruta es altamente consumida y utilizada de diversas formas, y es altamente recomendado su consumo, especialmente en los más pequeños de la casa, ya que su alto contenido energético los ayudará a desarrollar sus actividades diarias de una forma más efectiva y a mejorar su rendimiento continuo.