La producción de piñas

La piña es un cultivo que puede convertirse en altamente rentable cuando se realizan utilizando la tecnología apropiada. El primer paso más importante cuando se trata de producción de piña, es opción de variedad para el despliegue de cuidados culturales. Debe prestarse atención a adaptación a plantar la ubicación, la asignación de la producción (en el mercado de natura o industrial) y la disponibilidad y calidad de las plántulas. Para la industria, las variedades de forma cilíndricas son preferidas, como la cayena lisa, por mejor rendimiento en el procesamiento. Que el consumidor prefiere las variedades con carne más amarillo y más dulce.

La elección de las plantas de semillero, deberán ser de viveros certificados o, en ausencia de estos, comerciales productores con buen nivel tecnológico de la producción. Deben ser sometidos a rigurosa selección en su lugar de origen, como son vehículos de transmisión de enfermedades y plagas importantes. El productor de piña debe evitar las plántulas con estos problemas y para descartar el caso de llegar a la propiedad. En plantaciones posteriores, el productor puede utilizar plántulas producidas en su propia finca, quita las plantas más vigorosas y libre de plagas.

Estándares mínimos de calidad para la producción, transporte y comercialización de plántulas de piña son los siguientes: la longitud de los cambios, desde la vuelta debe ser de 20 cm a 40 cm para cualquier variedad, excepto para las plantas de semillero de tipo corona, cuya longitud mínima no puede ser inferior a 15 cm; plántulas de agricultura perla o similar deben pesar entre 150 a 250 g y la cayena lisa, de 200 a 350 g; las plantas de semillero deben estar libres de plagas y enfermedades y no pueden presentar daños mecánicos; la comercialización de las plántulas puede ser a granel o en áreas bien ventiladas.

 Con respecto a la implementación y ejecución de plantación, recoger muestras de suelo para el análisis con un avance de 60 a 90 días. Este avance es necesario ya que, si es necesario hacer alguna corrección del suelo, esto puede hacerse de manera oportuna.

En zonas vírgenes, preparación de la tierra consta de maleza, troncos no son encoivaramento, burning, arar y terrible. Si la zona ha sido previamente cultivada con piña, continúe a la incorporación de restos culturales, si no ha habido incidencia de plagas y enfermedades en el cultivo anterior.

El ciclo de cultivo de piña es relativamente corto, con hasta dos generalmente; la primera entre 1 año y medio a 1 año y 8 meses y el segundo en hasta 2 años y medio. A pesar de ello, el productor debe ser consciente de la inversión, que es bastante alta, sobre todo en cultivos de regadío y a regresar a este tiempo, que normalmente supera el primer ciclo.

En cuanto a la suerte de fruta producida, estos se prestan para consumo en fresco o industrializado. Su característico sabor y aroma, con un buen equilibrio entre acidez y azúcar, hacen piña muy apreciada en las regiones y en los países importadores. Alto valor nutritivo, la pulpa de piña es enérgica y contiene buenas cualidades de vitaminas A, B1 y c. productos principales de la industrialización de piña, tanto en Brasil como en el extranjero, son la fruta en almíbar (rodajas o pedazos) y jugo pasteurizado (concentrado o no), seguido por la producción de mermelada.

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí